Destacados Primarios

Lunes, 15 de julio de 2019 | 1:08 am

Los tres factores que permiten la adopción de la red 5G en Latinoamérica

La actualización de la infraestructura física de telecomunicaciones existente es un factor crítico para la implementación de la red 5G en Latinoamérica.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)
Fernando-Garcia---Vertiv

Por Fernando García, Vicepresidente para Latinoamérica de Vertiv

Se espera que la primera etapa del lanzamiento de la red 5G en Latinoamérica empiece en el 2019, pero la adopción completa tardará años. La mayoría de las conversaciones con los operadores de telecomunicaciones en Latinoamérica giran en torno a las pruebas y evaluaciones de la red 5G en los principales países de la región, como Brasil, México, Colombia, Argentina y Chile.

Según nuestra encuesta realizada en colaboración con 451 Research, muchos de estos operadores tienen planeado su primer lanzamiento en el 2020 con implementaciones significativas para el 2025. El informe identifica tres factores que posibilitan el avance hacia las redes 5G en la región.

La actualización de la infraestructura física de telecomunicaciones existente es un factor crítico para la implementación de la red 5G en Latinoamérica. Esto significa que la adquisición de sitios y los derechos de paso deberán resolverse, y deberá existir conectividad de red de retorno, a medida que los países desarrollan la infraestructura para la red 5G.

La infraestructura física también es fundamental para la computación en el borde de acceso múltiple (MEC, la arquitectura estándar para la computación en el borde de la red definida por el grupo MEC del Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones). En esta área, Latinoamérica ha logrado avances significativos: el 40% de los encuestados está implementando la infraestructura de MEC antes de la implementación de la red 5G. Vertiv se ha comprometido con muchas de estas implementaciones para operadores como Telcel, Claro, Vivo (Telefónica) y Tigo (Millicom).

Dada la cantidad y la densidad de las áreas urbanas, así como la dispersión en los entornos más rurales, la infraestructura de la computación en el borde de acceso múltiple depende en gran medida del control y el monitoreo remotos. Los operadores en la región tienen un incentivo para identificar las estrategias que les ayuden a optimizar sus costos operativos, y el uso de software y el monitoreo remoto son muy buenas maneras de lograr tales optimizaciones.

El entorno normativo en Latinoamérica es complejo. No contamos con un organismo regional o regulador que pueda impulsar la consistencia ni las recomendaciones para la infraestructura de la red 5G en todos los diferentes países. Debido a esto, los operadores necesitan prepararse para un largo proceso de licencias de espectro radioeléctrico y permisos municipales para la implementación de antenas. Necesitamos aprender de nuestra experiencia con la implementación de las redes 3G y 4G, ya que la red 5G requerirá una mayor densidad de antenas.

Al mismo tiempo, la adquisición de sitios, los derechos de paso y la conectividad de red de retorno dependen en gran medida de las regulaciones nacionales y municipales, las cuales suelen ser segmentadas e inconsistentes en toda la región. Esto requiere una comprensión profunda del entorno normativo para abrirse paso en el sistema. El diseño de la infraestructura de los centros de datos en Latinoamérica es un mercado maduro y avanzado. Por ejemplo, la certificación Tier del Uptime Institute tiene una mayor penetración en las instalaciones de Latinoamérica que en las de Estados Unidos o EMEA.

En Latinoamérica, el mercado se dirige principalmente a las empresas y las compañías B2B. Por otro lado, la red 5G es en parte un mercado impulsado por el consumidor y, por lo tanto, depende en gran medida de los ingresos por unidad, la capacidad de pago de los teléfonos inteligentes y la capacidad de los operadores para invertir gastos de capital en infraestructura y redes de telecomunicaciones.

Con el fin de fomentar una infraestructura sólida de centros de datos para soportar la red 5G, la región necesitará invertir en infraestructura de red, implementar medidas de eficiencia energética para impulsar la rentabilidad de los operadores y trabajar en la adopción de teléfonos inteligentes y el acceso a Internet para los consumidores. La transición a la red 5G en Latinoamérica requerirá la actualización de la infraestructura física, la comprensión del complejo entorno normativo y la inversión en infraestructura de red y centros de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia