Economia

Jueves, 16 de noviembre de 2017 | 1:06 am

La riqueza mundial ha aumentado 27% en los últimos años

Durante el periodo de un año hasta mediados de 2017, la riqueza mundial total aumentó un 6,4%, la más acelerada desde 2012, y alcanzó los USD280 billones, representándo un incremento de USD16,7 billones.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitterGoogle+
(Internacional)
crecimiento economico

Según el informe de la riqueza mundial de 2017 elaborado por el Credit Suisse Research Institute, diez años después del comienzo de la crisis financiera, la riqueza a nivel mundial ha aumentado un 27%. En el periodo de doce meses hasta mitad de 2017, la riqueza mundial ha crecido a un ritmo más rápido que el observado en los últimos años, y la riqueza media por adulto ha alcanzado un nuevo máximo histórico.

Durante el periodo de un año hasta mediados de 2017, la riqueza mundial total aumentó a una tasa del 6,4%, la más acelerada desde 2012, y alcanzó los USD280 billones, lo que representa un incremento de USD16,7 billones. Este hecho refleja las importancias ganancias registradas por los mercados bursátiles, anexado a subidas similares en los activos no financieros, que volvieron a situarse por encima de los niveles previos a la crisis de 2007 por primera vez este año.

La riqueza mundial también superó al crecimiento demográfico, de modo que la riqueza media por adulto a escala mundial aumentó un 4,9% y alcanzó un nuevo máximo de USD56.540 por adulto.

Urs Rohner, presidente del Credit Suisse Research Institute y presidente del Consejo de Administración de Credit Suisse Group, comentó: “Una década después del inicio de la crisis financiera mundial, observamos un marcado repunte de la riqueza en todas las regiones del mundo. En nuestro mercado, Suiza, la riqueza por adulto ha aumentado más de un 40% durante este periodo y sigue liderando las clasificaciones mundiales”.

Y agregó: “En la edición de este año del Informe de la riqueza mundial del Credit Suisse Research Institute, analizamos las perspectivas de riqueza de la generación de los Millennials, que están viviendo un periodo mucho más complicado que el vivido por sus predecesores”.

Entre las principales conclusiones encontramos que:

El informe de este año se centra en los Millennials y en sus perspectivas de acumulación de riqueza: Los datos generales apuntan a una desventaja de esta generación, debido a, entre otros aspectos, unas hipotecas con condiciones más estrictas, el aumento del precio de la vivienda, una mayor desigualdad en los ingresos y una menor movilidad de los mismos, lo que frena la acumulación de la riqueza de los trabajadores y los ahorradores más jóvenes en muchos países. No obstante, sigue habiendo brotes verdes, como el reciente repunte en el número de millonarios menores de 30 años según Forbes y la mejora del contexto en China y otros mercados emergentes.

Estados Unidos mantuvo su racha sostenida de ganancias desde la crisis financiera, impulsado por unas sólidas condiciones de mercado. Con un aporte de USD8,5 billones al total de la riqueza mundial, lo que representa la mitad de la riqueza generada a escala mundial en el periodo de doce meses hasta mitad de 2017.

La estabilidad en Europa permitió un crecimiento de la riqueza del 6,4% en el Viejo Continente, en sintonía con el crecimiento de la riqueza a escala mundial. Cuatro países de la eurozona (Alemania, Francia, Italia y España) se situaron entre los diez primeros países con las ganancias más abultadas en términos absolutos. El mercado británico se recuperó tras las pérdidas provocadas por la votación a favor del brexit el año pasado, pero el contexto sigue siendo incierto.

Suiza, encabezó la clasificación mundial en cuanto a tanto la media como la mediana de riqueza por adulto en 2017.

La mediana de la riqueza ha aumentado en la mayoría de regiones, si bien se mantiene por debajo del nivel máximo de 2007. Solo China ha logrado alcanzar un nuevo máximo en la mediana de riqueza. Los diez primeros países por mediana de riqueza concuerdan en gran medida con la clasificación en términos de riqueza media, si bien Italia y Japón se benefician de una menor desigualdad, lo que los sitúa entre los diez primeros países en este sentido.

A medio plazo, se espera que las economías emergentes generen riqueza a un ritmo más dinámico que sus homólogos desarrollados.

En cuanto a los componentes de la riqueza, tan solo los activos financieros han registrado un alza notable desde 2007, mientras que los activos no financieros han fluctuado por encima del nivel de 2007 por primera vez en este año y registran una subida del 2%.

Durante el presente siglo, la deuda creció a un ritmo más elevado (9%) hasta las crisis financieras, pero ha registrado una evolución plana desde entonces sin volver a alcanzar la cota máxima de 2007. La deuda por adulto se sitúa actualmente un 3% por debajo del nivel de 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia

  • Telefónica Panel Directivos
  • Panel de Innovación Telefónica
  • Cristina Garmendia, presidenta de COTEC
  • Cesar Alierta
  • HP Kobi Elbaz
  • Embajadora de Ecuador en Argentina, Gloria Vidal Illingworth
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Ecuador, un país para invertir
  • Embajadora de Ecuador en Argentina, Gloria Vidal Illingworth