El banco señaló que en los primeros tres meses del año su beneficio neto fue de 5.184 millones de reales (US$1.485 millones), un 9,02% menor al cuarto trimestre del año pasado.

La institución señaló que la cartera de crédito terminó en los 517.484 millones de reales (US$148.235 millones), cifra inferior en 4,2% al primer trimestre de 2015 y en 5,3% a los últimos tres meses del año pasado.

El patrimonio líquido de la entidad llegó a los 106.647 millones de reales (US$30.549 millones), estable ante los últimos tres meses anteriores y superior en un 9,9% al primer trimestre del año anterior.

La tasa de impago (más de 90 días de morosidad) subió ligeramente hasta el 3,9%, superior en 0,4 puntos porcentuales al trimestre anterior y en 0,9 al primer trimestre de 2015.

Debido a la recesión que sufre Brasil, el Itaú Unibanco hizo previsiones para pérdidas por impago por valor de 6.400 millones de reales (US$1.835 millones), un 38% más que en el trimestre anterior y un 43,7% más que en el primer trimestre de 2015.

El banco agregó que el margen financiero gerencial fue de 16.557 millones de reales (US$4.742 millones), un aumento internaula del 3,7% pero un 1,2% inferior ante los últimos tres meses precedentes.

El Itaú Unibanco es el mayor banco privado de Brasil, por delante del Bradesco y del Santander, y apenas detrás del estatal Banco do Brasil entre todas las entidades financieras brasileñas.

En 2015, el banco aumentó sus beneficios en un 14,5%, a pesar de la crisis económica del país, hasta los 23.360 millones de reales (US$6.691 millones).