Tecnología

martes, 15 de octubre de 2019 | 6:41 am

Inteligencia artificial: la integración entre los procesadores y el software es la clave

MediaTek anticipó sus nuevos chipsets Helio P70 y P90 que ya suman nuevas capacidades de IA a la gama media como el video tracking, la traducción simultánea, la transcripción de texto a voz, mejoras en realidad aumentada, entre otras.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Argentina )

La llegada de la Inteligencia Artificial (IA) a los smartphones tuvo una primera etapa que se concentró en innovaciones vinculadas a obtener una mejor calidad de imagen, optimizar el consumo de batería e introducir requisitos mínimos de seguridad, como el reconocimiento facial o la huella dactilar.

Hoy por hoy, en cambio, las nuevas mejoras se concentran en términos de privacidad, disponibilidad y velocidad de respuesta, las 3 áreas sobre las que, según MediaTek, la IA está generando avances en los smartphones de gama media, para que dispongan de las mismas ventajas que los premium.

En un reciente encuentro celebrado en Argentina, directivos de MediaTek, anticiparon que sus nuevos chipsets Helio P70 y Helio P90 ya suman nuevas capacidades de IA a la gama media como el video tracking, la traducción simultánea, la transcripción de texto a voz, mejoras en realidad aumentada y un asistente de voz más sofisticado, entre otros avances.

“Queremos democratizar la tecnología, lograr que más personas tengan una mejor experiencia en su móvil, tan buena como la que tienen los dueños de móviles premium”, comentó Hernán Descalzi, Gerente de Cono Sur para Mediatek.

Como ejemplo de la nueva tecnología que llegó a la gama media, la compañía aprovechó el encuentro para presentar dos móviles con chipsets Helio P70 y Helio P90 con Inteligencia Artificial avanzada, el Blu Bold N1 con chipset Helio P70 y el Oppo Reno Z con chipset Helio P90.

A diferencia de hace unos años atrás en donde el rol de procesar gran cantidad de información en la nube era fundamental debido a una menor capacidad de los móviles, la IA que llega en esta nueva ola de smartphones de gama media, cambia la situación. La idea es que el usuario pueda procesar gran parte de lo que necesite en su propio equipo, sin esperar soluciones externas. De esta manera, aumentan las condiciones de privacidad de cada usuario. Sus videos, sus fotos, sus documentos pueden ser editados sin necesidad de recurrir a la nube.

“Para garantizar mayor privacidad, lo que se necesita es ofrecer un equipo robusto, capaz de procesar una gran cantidad de datos, y que las aplicaciones corran rápido. La integración entre los procesadores y el software es la clave para aumentar las capacidades y garantizarle al usuario que tendrá posibilidad de procesar y controlar sus datos”, señaló Descalzi.

La principal mejora sobre la disponibilidad que propone la IA de última generación es que el usuario tenga acceso a trabajar cada vez mejor en el modo offline. La conexión a Internet, entonces, ya no sería una limitación para disfrutar de algunas funciones que van más allá de las que conocimos en la primera etapa de la IA, como la edición o efectos especiales sobre imagen y voz, o la disponibilidad de música.

El aumento en la velocidad de respuesta es otro paso importante que impactará en la percepción del usuario, existen nuevos equipos en gama media con tiempos de respuesta 30% más veloces en comparación con sus modelos previos. Es como si de alguna manera, un smartphone con IA ahora tome prestada la agilidad con la que responden los celulares de gaming, y mejore notablemente la experiencia del usuario. Según el vocero de MediaTek, se observa que si bien hoy un celular estándar versus uno de gaming muestran capacidades y diseños independientes, en un corto plazo se espera que converjan y las diferencias desaparezcan.

Los ingenieros de MediaTek realizaron en Buenos Aires una demostración en vivo sobre lo que puede realizarse con el video tracking, una de las nuevas capacidades más innovadoras incorporada en la gama media. La demo utilizó un móvil con chipset Helio P70, de Inteligencia Artificial avanzada, que con su cámara registraba los movimientos de una persona real y estos se transmitían sin demora a un robot que respondía imitando los mismos movimientos. La demo dejó en evidencia el enorme potencial que tendrán los usuarios de gama media a medida que se creen programas o aplicaciones vinculadas al video tracking.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia