Sin categoría

Martes, 08 de mayo de 2018 | 2:45 am

Banco de México desmintió el hackeo y analiza sanción a entidades financieras

Tres instituciones bancarias, una casa de bolsa y dos bancos, tuvieron incidentes de ciberseguridad que afectaron las transferencias electrónicas y algunos bancos declararon que las fallas se debían a problemas con el SPEI de Banxico.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitterGoogle+
(México)
Banco Central de México

Banco Central de México

El Banco de México desmintió que haya sido víctima de algún hackeo en su infraestructura para las transferencias SPEI (Sistema de pagos electrónicos interbancarios), como mencionaron algunos bancos que operan en el país, y analiza la sanción a las instituciones financieras que sufrieron las fallas, en el caso que no hubieran cumplido con los requisitos establecidos por el Instituto Central.

Lorenza Martínez, directora de sistemas de pagos del Banco de México, sostuvo que “Si se comprueba que las instituciones financieras no cumplieron con los  requisitos que dicta el Instituto Central en términos de las características que tienen que tener los aplicativos que utilizan, serán sancionados conforme a la ley”.

“Los clientes, no en términos de sus recursos, porque su dinero no ha sufrido ningún problema ni ha estado en riesgo, pero si se ha vuelto más lenta la operación” aclaró Martínez.

Y reconoció que en los próximos días podría persistir la lentitud en las transacciones, ya que el restablecimiento de operaciones normales podría seguir demorando, debido a que se seguirá operando con algunas instituciones bajo el esquema de contingencia hasta que esté resuelto el problema.

Tres instituciones bancarias, una casa de bolsa y dos bancos, tuvieron incidentes de ciberseguridad que afectaron las transferencias electrónicas y algunos bancos declararon que las fallas se debían a problemas con el SPEI de Banxico.

“Cuando suceden en este tipo de eventos, lo que se hace como protocolo de operación es que se migra a la institución a un esquema de conexión y operación alterna, y en lugar de que usen este operativo, les damos  el mecanismo de operación, que es más controlado y más seguro al estar controlado en su totalidad por el Banco de México. Sin embargo, tienen el gran problema de que es más lenta la operación”, explicó Martínez.

“Encontramos que las tres instituciones que se vieron afectadas tenían al mismo proveedor para hacer esta conectividad con el SPEI. Entonces, probablemente el problema venía de este proveedor. Y no solo conectamos a la tercera institución con el esquema alterno, sino también sugerimos a las otras que utilizan a este proveedor que trataran de migrarse lo más rápido posible al esquema de operación alterna” finalizó la ejecutiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia